5.0 Introducción

Seguro que también tú habrás leído alguna noticia sobre algún accidente laboral. En la sociedad industrial, la electricidad representa un riesgo invisible pero presente en la mayor parte de las actividades humanas. Su uso generalizado y la propia costumbre hacen que muchas veces nos comportemos como si no representara ningún peligro. Nos olvidamos que la corriente eléctrica siempre supone un determinado riesgo que nunca hay que despreciar.

Aunque la electricidad no es una causa frecuente de accidentes laborales, solamente un 2%, éstos suelen ser muy graves: del 4 al 8% de los accidentes de trabajo mortales son electrocuciones.

Por otra parte, la electricidad es causa de muchos incendios y explosiones.

Entre las normas de desarrollo de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales se encuentran las destinadas a garantizar la protección de los trabajadores frente al riesgo eléctrico, concretamente el Real Decreto 614/2001, de 8 de julio, que se aplica a las instalaciones eléctricas de los lugares de trabajo y a las técnicas y procedimientos para trabajar en ellas, o en sus proximidades. La entrada en vigor del nuevo Reglamento Electrotécnico, Real Decreto 842/2002, junto con sus instrucciones técnicas complementarias, marca una nueva época en lo referente a la prevención del riesgo eléctrico.

La posibilidad de que el cuerpo humano sea recorrido por la corriente eléctrica constituye el riesgo de electrocución.

Sin embargo, es posible controlar el riesgo en las instalaciones eléctricas aplicando las normas de seguridad desde el momento del diseño del equipamiento eléctrico junto con unos buenos sistemas de verificación y control periódicos.

Caso Aplicado:

Reyes: Pues bien, ya hemos visto las condiciones de seguridad en las máquinas, equipos de trabajo, herramientas, manipulación de cargas, transporte y almacenamiento, pero aun nos queda analizar dos riesgos de gran importancia en la producción de accidentes laborales: el riesgo eléctrico y el de incendios.

Patricia: Ahora que lo dices, ¿sabías que el padre de nuestra compañera Ana se electrocutó cuando trabajaba en un poste de luz?

Reyes: No lo sabía. ¡Qué horror!

Patricia: Pues es así, imagínate, la familia quedó destrozada.

Volver a: Condiciones laborales en el trabajo > 5. Electricidad