9.2 La carga física (II): Manipulación de cargas

La manipulación y el transporte de cargas constituye un problema específico que puede provocar molestias o lesiones, sobre todo en la espalda, siendo un factor importante de sobrecarga muscular. ¿Qué debemos saber al respecto? ¿Cómo debemos manipular las cargas?

Aunque ya hemos visto la manipulación de cargas en otro apartado, podemos hacer hincapié en las medidas que establece el Real Decreto 487, aprobado en 1997, relativo a la manipulación manual de cargas que entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores y trabajadoras.

Este Real Decreto establece la:

  • Supresión de riesgo, si puede evitarse, mediante equipos mecánicos.
  • Evaluación sistemática del riesgo.
  • Adopción de medidas técnicas u organizativas para reducirlo.
  • Información y formación sobre la forma correcta del manejo de cargas.
  • Participación de los trabajadores en la adopción de soluciones.
  • No está establecido un peso máximo para la manipulación de cargas. Sin embargo, se admite como aceptable una masa máxima de 25 kg cuando las condiciones óptimas de manutención se respeten.
  • Para ello, deben considerarse:
  • La frecuencia de manipulación.
  • La forma de la carga.
  • Las distancias que hubiera que recorrer.
  • Las características individuales del trabajador.

Para levantar cargas, se deben seguir los siguientes pasos:

  • Apoyar los pies firmemente.
  • Separar los pies a una distancia aproximada de 50 cm. uno del otro.
  • Doblar la cadera y las rodillas para coger la carga.
  • Coger la carga manteniéndola lo más cerca del cuerpo, levantándola gradualmente, estirando las piernas y manteniendo la espalda recta.
  • La cabeza debe permanecer levantada.
  • La carga debe distribuirse entre las dos manos, dentro de lo posible.

PARA SABER MÁS

Aquí puedes encontrar algunos consejos para adoptar una buena postura de trabajo con ordenadores. ¡Seguro que te vienen muy bien!

Consejos Ergonómicos para desarrollar tu trabajo

Volver a: Condiciones laborales en el trabajo > 9. La organización y la carga de trabajo