9.4 La carga mental (II): Factores

En general, en las situaciones de trabajo, son muy diversos los factores que contribuyen a la carga de trabajo mental y que ejercen presiones sobre la persona que lo desempeña. Estos factores deben identificarse para cada puesto o situación de trabajo concreta y se pueden agrupar, según procedan, en:

  • De las exigencias de la tarea.
  • De las circunstancias de trabajo (físicas, sociales y de organización).
  • Del exterior de la organización.

Las características individuales también influyen en la tensión que provocan en la persona las distintas presiones que recaen sobre ella. Algunas de estas características individuales son:

  • El nivel de aspiración, la autoconfianza, la motivación, las actitudes y los estilos de reacción.
  • Las capacidades, la cualificación/capacitación, los conocimientos, y la experiencia.
  • La edad, el estado general, la salud, la constitución física y la nutrición.

A continuación se relacionan algunos ejemplos de cada grupo de fuentes de presión mental según la ISO 10075:1991.

  • De las exigencias de la tarea:
  • Atención sostenida.
  • Las presiones de tiempo.
  • Tratamiento de la información.
  • Responsabilidad (por la salud y seguridad de otras personas, pérdidas de producción…).
  • Duración y perfil temporal de la actividad (horarios de trabajo, pausas, trabajo a turnos…).
  • La discreción concedida al trabajador sobre la gestión de su tiempo de trabajo y descanso.
  • Contenido de la tarea (control, planificación, ejecución, evaluación…) y control ejercido por la dirección y el grado de participación efectiva respecto a distintos aspectos del trabajo.
  • Peligro (trabajo subterráneo, tráfico, manipulación de explosivos…).

  • De las circunstancias de trabajo (físicas, sociales y de organización):
  • Condiciones físicas del entorno.
  • Iluminación.
  • Condiciones climáticas.
  • Ruido.
  • Clima atmosférico.
  • Olores.

  • Factores sociales y de organización.
  • Tipo de organización (estructura de control y de comunicación).
  • Clima/Ambiente de la organización (aceptación personal; relaciones entre las personas…).
  • Factores de grupo (estructura de grupo, cohesión…).
  • Jerarquía de mando (vigilancia…).
  • Conflictos.
  • Contactos sociales (trabajo aislado, relaciones con clientes…).

  • Del exterior de la organización:
  • Exigencias sociales (responsabilidad en relación con la salud y el bienestar públicos).
  • Normas culturales (sobre las condiciones de trabajo, los valores, las normas aceptables).
  • Situación económica (mercado laboral).

¿Cómo podemos medir la carga mental?

Con métodos objetivos como:

  • La valoración de la cantidad y la calidad del trabajo realizado, porque cuando estamos cansados disminuye el ritmo de trabajo y aumentan los errores;
  • La medición de una serie de reacciones del organismo tales como la actividad cardíaca, la actividad respiratoria, etc.

Pero conviene complementar estos métodos con valoraciones subjetivas, esto es, con la impresión de sobrecarga que tengan los propios trabajadores.

En esta guía se incluyen una serie de cuestionarios utilizados para detectar las posibles situaciones de riegos provocadas por factores psicosociales, así como su diagnóstico y algunas recomendaciones.

Factores psicosociales: Identificación de situaciones de riesgo

Volver a: Condiciones laborales en el trabajo > 9. La organización y la carga de trabajo